Saltar al contenido

Calzado industrial y de seguridad: normativa y recomendaciones

¿Cómo elegir el calzado de seguridad?

En todo trabajo en el que exista riesgo de salir lastimado por el entorno es recomendado el uso de calzado industrial. Este tipo de calzado no es común y corriente, es un calzado que resguarda totalmente el pie de diferentes tipos de riesgo, siendo comúnmente duro, resistente y a prueba de grandes pesos sobre él.

Puede que como calzado de seguridad te imagines la típica bota tosca, bastante pesada y muy poco atractiva a la vista, pero lo cierto es que con el avance de la tecnología actual este tipo de botas cae cada vez más en desuso gracias a las alternativas bastante vistosas, ergonómicas y que ofrecen buen nivel de seguridad.

Normativas y clasificación

En el caso de las botas de seguridad se debe cumplir la norma EN20345, la cual habla específicamente de dos aspectos, las propiedades que debe cumplir la bota y el material con el cual es fabricada.

Los materiales con los que deben ser fabricadas se limitan a dos tipos:

  • De tipo I: botas y calzado de industrial fabricado con cuero entre otros materiales.
  • De tipo II: botas y calzado industrial fabricado con polímero o caucho.

Las especificaciones concretas del calzado industrial de tipo I según su uso son las siguientes:

  • SB: calzado industrial con punta resistente interna, resiste 200 J.
  • S1: calzado industrial con punta resistente interna, tacón cerrado, resistente a la estática y buena amortiguación en el tacón.

Zapatos de seguridad

  • S2: todas las características S1 añadiendo resistencia a la perforación y absorción de líquidos.
  • S1P: todas las características S1 con suela resistente a la penetración.
  • S3: características S1P y suela con resaltes.

Las especificaciones según el calzado industrial de tipo II son las siguientes:

  • SB: idéntico a los del tipo I SB (con punta de seguridad interna resistente a 200 J).
  • S4: con las características SB y resistencia a la estática con absorción de golpe en el tacón.
  • S5: características S4 con resistencia a la penetración de la suela incluyendo suela con resaltes.

Ambos tipos de calzado industrial deben cumplir con la norma EN20345 en su anexo en donde especifica la resistencia al deslizamiento (anti resbalantes) la cual es la siguiente:

  • SRA: resistencia anti resbalante en suelo de cerámica gracias al lauril sulfato sódico.
  • SRB: suela con glicerina para evitar el deslizamiento sobre el acero.
  • SRC: suela con los dos tipos de resistencias al deslizamiento antes mencionados.

Recomendaciones

Algunas recomendaciones que podemos hacerte se enfocan en la correcta utilización del calzado, su mantenimiento y el saber identificar cuando un calzado industrial se encuentra caducado:

Conservar el calzado industrial en estado óptimo

Es muy importante que los jefes de seguridad de la empresa se preocupen por la integridad de cada uno de los EPI, incluyendo el calzado de seguridad. Para conservar el calzado de seguridad en un estado óptimo es necesario almacenarlo correctamente y evitar su uso en entornos no cualificados para el tipo de calzado.

Conservar las suelas de los zapatos de seguridad

De igual manera, la limpieza del calzado industrial es un factor vital para aumentar su tiempo de vida útil. También es importante recalcar que el calzado siempre debe ser usado de manera correcta, nunca a medio colocar o sin entrelazar los cordones por ejemplo.

Caducidad del calzado de seguridad

El calzado industrial habrá caducado cuando de alguna manera u otra ya no pueda ofrecer tanta seguridad como desde el principio pudo. El usar un calzado de seguridad caducado representa un gran peligro, ya que no tendrá la protección para tus pies que ofrece de fábrica, dejándote vulnerable a deslizamientos entre otros accidentes.

Si el calzado industrial sufrió daños debido a un accidente estos deben ser repuestos inmediatamente por la empresa aunque el daño no haya envuelto todo el calzado.

Accidentes comunes

Los accidentes industriales en los cuales se ven envueltos los pies y el calzado de seguridad frecuentemente son los siguientes:

  • Deslizamientos que provocan roturas de huesos.
  • Caídas.
  • Quemaduras en la planta del pie.
  • Electrocuciones.

¿Cómo elegir calzado según la actividad?

Para cada tipo de entorno laboral existe un calzado industrial que protege los pies de manera excelente:

  • Calzado con casquillo: protege el pie de caída de objetos pesados.
  • Calzado dieléctrico: son a prueba de descargas eléctricas y estática.
  • Calzado con metatarso: un calzado robusto que protege de golpes, caídas e impactos con objetos pesados.
  • Calzado industrial normal: es un calzado que prioriza al máximo el confort, pero también protege más que un calzado normal.
  • Calzado a prueba de acciones punzocortantes: calzado que protege los pies de acciones punzocortantes.
  • Calzado impermeable: son a prueba de filtraciones, deslizamientos y ofrecen resistencia a las temperaturas bajas.

Los epis de seguridad

Características del calzado de seguridad

El calzado de seguridad posee varias características las cuales pueden ser añadidas según el tipo del mismo, estas son:

Calzado industrial antideslizante

Protege al usuario de resbalones producto de un suelo resbaloso por naturaleza o lleno de líquidos.

Calzado industrial resistente al agua

Todos los calzados industriales deben ser resistentes al agua ya que es un riesgo muy importante que un trabajador esté en contacto con electricidad y tenga los pies mojados. Para lograr esto hacen la superficie impermeable.

La punta reforzada es una característica habitual en los calzados industriales ya que protege los dedos de grandes pesos que puedan caerles encima. Además, esta característica hace que el calzado industrial dure mucho más.

Calzado industrial con aislante térmico

Los calzados con aislante térmico son necesarios para entornos muy fríos o muy calientes. En las minas se recomienda calzado industrial con buena capacidad de circulación del aire aislar el calor por completo como también en los cuartos fríos se necesita un calzado que sea capaz de aislar por completo el frío extremo.

Zapatos de seguridad con aislantes

Calzado industrial con flexibilidad y comodidad

Un calzado de buena calidad deberá proveer una buena flexibilidad a los pies, debe ser ergonómico y aportar comodidad al usuario ya que éste estará parado durante muchas horas al día.

Estructura del calzado de seguridad

La estructura del calzado de seguridad se encuentra definida con bastante rigurosidad según la norma ISO20345:

  • Tacón con absorción de golpe: para amortiguar caídas y evitar resbalones.
  • Suela: la suela deberá contar con protección antideslizante, antiestática, no permitir que el calor o el frío entren al interior del calzado y proveer una buena protección punzocortantes.
  • Punta: la punta debe ofrecer una gran resistencia a golpes y aplastamiento.

Sabiendo las normativas del calzado industrial y las recomendaciones de su uso ya puedes ofrecerle a tus superiores buenas ideas en cuanto a la utilización de calzado industrial.