Saltar al contenido

Diferencias entre amoladora y mini amoladora: aprende a elegir

Durante el desarrollo de las herramientas eléctricas han surgido un gran número de productos que se han adaptado a las necesidades que suceden en un taller de construcción, en una casa o en un negocio emprendedor. Hoy te presentamos uno de ellos: la amoladora.

¿Qué es una amoladora y para qué sirve?

La amoladora es un instrumento de carácter manual cuya manipulación está directamente conectada con el sujeto que la tenga en su control.

Esta máquina está compuesta por engranajes distintos según el tipo de amolador que esté a tu alcance: reductores o del eje del motor. En la parte inicial de este curioso aparato puede encontrarse el disco.

El disco está realizado para adaptarse a la necesidad del que dirige la actividad de la máquina. En este caso, puede variar según se observe. Debido a su gran versatilidad, se ha determinado que este producto tiene muchas ventajas en el área profesional y amateur, desde la perspectiva empresarial hasta la perspectiva del aprendizaje.

La amoladora se adapta a superficies de materiales como cerámica, mármol o incluso pared. Al ser multiuso es capaz de cortar, pulir y hacer desbastes sobre lo que constituye lo anteriormente mencionado.

Tipos de amoladoras

Las amoladoras son máquinas que podrían considerarse esenciales en un taller de uso diario, en un hogar o en el área profesional de la construcción. Por ello, cuenta con una clasificación que es importante conocer si te gustan este tipo de herramientas.

Recta

Este tipo de amoladoras son de pequeño tamaño. Esto significa que no son máquinas pesadas y de difícil transporte, por lo que es ideal para zonas en las que sea complicado llegar de forma manual o con una herramienta más grande.

Este tipo de amoladora cuenta con una gran potencia, ya que gira alrededor del mismo eje con el que gira el motor. Este hecho nos habla muy bien sobre su utilidad y el resultado que se reflejará como óptimo después de ser puesta a prueba.

Angular

Este tipo de amoladoras se caracterizan porque el disco gira de forma perpendicular. Estas tienen un práctico uso para un sinfín de materiales como piedra, madera, metal. Es una herramienta adaptativa a la que sólo hay que cambiar el disco para que pueda usarse al gusto de su comprador.

De banco

Estas, sin lugar a dudas, son las más grandes de la categoría y composición es la siguiente: un motor que está enlazado a un eje al que pueden turnarse dos discos externos. Además, también puede cumplir diversas funciones como cortar, pulir e incluso lijar.

4 diferencias clave entre amoladoras y miniamoladoras

Como ya te habíamos comentado, el mundo de la construcción es muy amplio y es normal que ahora te encuentres leyendo esto para tomar la mejor decisión relacionada con la compra de una amoladora. Te entendemos muy bien y queremos brindarte toda la información necesaria para que puedas realizar la mejor compra.

A continuación te mostraremos la diferencia entre amoladoras y miniamoladoras, lo cual puede ser interesante para identificar la necesidad que tienes en los espacios de tu hogar, local comercial, piso o taller recreativo:

Los discos

  • Amoladora: los discos que la integran son de 230mm. Esto ocurre por la dimensión de la máquina, que es notoriamente más amplia.
  • Miniamoladora: los discos son de 115- 125.

La potencia

  • Amoladora: varía entre 2.000 y 2600 W.
  • Miniamoladora: entre 500 y 800 W.

Tipo de uso

  • Amoladora: es de carácter profesional debido al tamaño de las superficies que se tratan en una gran construcción.
  • Miniamoladora: es ideal para actividades que requieran del apoyo en una obra casera o de bricolaje. Por ello, es muy utilizada para acciones esporádicas.

Tipo de acabado

  • Amoladora: se utiliza para obtener resultados sobre grandes edificaciones.
  • Miniamoladora: se le da un uso puntual para pequeños percances o modificaciones en un área en específico.

Aplicaciones de una amoladora

Debido a su estructura y composición, este tipo de herramientas cuenta con una gama amplia de elecciones sobre las que se realizará su aplicación en el ámbito de la construcción.

Al escoger utilizar amoladoras se obtiene un gran ahorro de esfuerzo y tiempo pues se aplica en obras que requieren de mucha actividad física, que pueden agotar al que las use sin las debidas herramientas y que ralentiza un proyecto importante para ti o los tuyos.

Las miniamoladoras ejercen la misma función, sólo que su uso se aplica sobre zonas que requieran de más paciencia, tiempo y acabados naturales sobre cualquier tipo de superficie.

Ahora que eres capaz de reconocer las diferencias, ventajas y desventajas, ¡no esperes más para iniciar el proceso de modificación de los espacios que desees!