Saltar al contenido

Hidrolimpiadoras eléctricas, ¿cómo elegir la más adecuada?

Las hidrolimpiadoras o hidrolavadoras son herramientas que permiten limpiar grandes superficies de distinta naturaleza haciendo un mínimo esfuerzo, gastando una menor cantidad de agua y utilizando menos detergentes, lo cual permite reducir costes y realizar las  tareas cotidianas de forma profesional.

¿Qué es una hidrolimpiadora?

Es una herramienta de fácil uso y bajo mantenimiento que nos permite limpiar con presión hidráulica una gran variedad de superficies. Estas funcionan con agua y fría o agua caliente y son eléctricas o a gasolina, dependiendo de cómo la queramos usar:

Componentes de las hidrolavadoras

Las hidrolimpiadoras tienen en común los siguientes componentes:

  • Regulador de presión
  • Pistón
  • Bomba
  • Conexión a la manguera
  • Ruedas
  • Motor
  • Manguera
  • Deposito de detergente

En algunos casos, y dependiendo del modelo, traen boquillas que aumentan la presión del agua. Se podrán observar diferencias en equipos de uso industrial.

¿Qué tener en cuenta antes de elegir una hidrolimpiadora?

Antes de comprar una hidrolavadora se deben conocer ciertos aspectos de manera más profunda: los ergonómicos. Tomando en cuenta características fisiológicas, anatómicas y psicológicas del usuario, las que permitirán que la tarea no solo se realice de manera rápida, sencilla y con menos agua, sino que quien la usa lo hará de manera segura. Por lo tanto, debemos tener en consideración:

Aspectos ergonómicos: longitud de la manguera

La manguera debe medir mas de 2 metros e incluso puede llegar hasta los 12 metros con la intención de que pueda ser trasladada a distancia sin necesidad de representar una carga física o generar una mala postura.

Potencia

Va desde los 1300 w hasta los 3000 w. Es importante comprar la hidrolavadora que tenga la potencia adecuada porque si se necesita quitar grasa incrustada en una amplia superficie porosa, por ejemplo, quien la usE debe poder realizar esa tarea sin necesidad de ejercer fuerza física.

Modelo

En este caso debemos escoger entre modelos de motores eléctricos o a gasolina. Los modelos a gasolina tienen mayor autonomía porque pueden trasladarse a grandes distancias mientras que los eléctricos requieren de una fuente.

Presión

Cuanto más uso se le dé a una herramienta, será necesaria una mayor cantidad de bares, (1 bar es equivalente a 1 kilogramo de presión sobre cm2.)

Las hidrolavadoras van desde los 100 hasta los 160 bares y depende de la superficie que vamos a tratar. Su aplicación incluye vehículos, pisos, paredes, asfalto, vidrios, mobiliario de exteriores , etc. Lo ideal es comprar una que tenga una mayor presión de la necesaria a fin de poder emplearla en tareas mas exigentes de manera eventual teniendo cuidado de tomar la distancia y accesorio correctos.

Consejos de mantenimiento

Para que tu hidrolimpiadora te dure más tiempo, ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Debemos usar la temperatura adecuada de agua, aunque algunas de agua fría admiten la caliente hasta ciertos grados. Por ello, debemos ser cuidadosos en este aspecto para no quemar o derretir ningún componente.
  • Si son eléctricas no debemos tirar del cable mientras la trasladamos y tampoco debemos dejar secar el depósito de la gasolina, si este fuera el caso.
  • Debemos escoger el detergente a utilizar para no colocar los que sean más corrosivos y dañen el envase. Una vez terminado el trabajo se debe retirar el excedente.
  • Finalmente, hay que almacenar la herramienta colocándola en posición vertical y con los cables recogidos.

¿Cómo usarla correctamente?

Sigue estos pasos y sacarás el máximo partido a tu hidrolavadora:

  • Se coloca el detergente.
  • Se conecta la manguera a la toma de agua.
  • Se debe cebar la bomba del agua, es decir , hay que hacer que llegue agua a las mangueras antes de apretar el gatillo y aplicar la máxima presión.
  • Se enchufa o se enciende si el motor es a gasolina.
  • Se presiona el gatillo.
  • Se regula la presión en la boquilla de la manguera de salida.
  • Se acerca la boquilla a la superficie y se regula la presión de agua para desincrustar la suciedad de manera más eficiente.