Saltar al contenido

¿Qué es un taladro percutor y para qué sirve?

No hay mayor aliado del ser humano que las herramientas e instrumentos útiles en el área de la construcción. Durante el transcurso de los años, han mejorado y han ayudado de forma positiva al aprovechamiento de tiempo y energía que se emplea durante algún corte o perforación en superficies. A continuación te hablaremos de una de las herramientas más interesantes: el taladro percutor.

¿Qué es un taladro percutor?

Es uno de los instrumentos más usados en la actualidad. No sólo es capaz de adaptarse fácilmente a las necesidades del hombre por sus prácticos usos, sino que también es óptimo y muy funcional.

Se le dice percutor a este taladro debido a los movimientos de rotación que el movimiento mecánico da sobre sí mismo y que, consecutivamente, se mueve hacia adelante y hacia atrás.

Gracias a las vibraciones emitidas por sus movimientos logra una perforación limpia, rápida y efectiva, sobre todo en superficies de difícil acceso debido al grosor o material que las componen.

La percusión puede ser de tres maneras distintas: eléctrica, neumática y combinada.

¿Para qué sirve?

Si debemos elegir alguna superficie en la que esta herramienta pueda trabajar perfectamente podríamos elegir el hormigón o incluso láminas de metal, madera o cemento.

Debido a su mecanismo de empuje hacia adelante y hacia atrás, es capaz de abrir las zonas más difíciles de manera satisfactoria.

Para ayudarte de una manera más fácil es esencial que elijas la broca adecuada según el tipo de trabajo que realizarás. Puedes encontrar algunas de ellas en la secciones de catálogos de tu empresa de construcción de preferencia.

Esta herramienta puede ser capaz de atornillar y pulir superficies de fácil acceso, llegando a ser multifuncional con los accesorios adecuados.

¿Cuál es la diferencia entre un taladro percutor y un taladro SDS?

No hay solo una diferencia sino varias que, a continuación, te contamos:

  • Los taladros percutores tienen brocas tradicionales. También cuentan con un sistema de trinquete, lo que significa que el engranaje gira solo hacia un lado.
  • En el taladro SDS se utilizan brocas hechas para el uso del mismo. Además, cuenta con un mecanismo neumático que comprime el aire para ejercer presión sobre la superficie a la que se desea realizar una apertura hasta destrozarla para dejar un espacio disponible y limpio, logrando cumplir la función específica que se requiera en el momento.
  • El taladro percutor se compone de dos discos que rozan y, por tanto, se golpean y transmiten en la zona de colocación de las brocas.
  • El taladro SDS es mucho más eficaz en superficies de difícil acceso debido al peso del material que constituye esos elementos, por lo que se realizan los trabajos en una menor cantidad de tiempo.

No cabe duda de que estamos ante una de las herramientas más utilizadas en el ámbito de la construcción. Los taladros son de uso común sobre todo para la colocación de elementos como tornillos. Pero ahora, conociendo los usos particulares de cada tipo, tendrás aún más ventajas a la hora de escoger la mejor opción según tu búsqueda.