Saltar al contenido

Cómo elegir tu nueva barbacoa

Preparar alimentos a la barbacoa colocándolos sobre una parrilla a una cierta distancia suspendida sobre el fuego es una parte importante de nuestra gastronomía desde que el ser humano descubrió que, a través del fuego, se pueden transformar los alimentos y además darles ese rico sabor ahumado.

La barbacoa o parrillada, como también se denomina, se convirtió en una de las actividades gastronómicas favoritas para comer carne de vacuno, cerdo, pollo, embutidos y más recientemente hasta vegetales. Ya sea en espacios cerrados o al aire libre las barbacoas son una excelente opción para reunirnos y compartir una rica comida, pero ¿ qué tipo de barbacoa conviene elegir ? 

elegir barbacoa

¿Qué tipo de barbacoa elegir?

Antes de tomar una decisión, es fundamental considerar distintos aspectos:

Según el espacio

Según el volumen del que dispongamos podremos optar a distintas barbacoas:

De obra

La barbacoa de obra es la que se construye en nuestro jardín o en espacios abiertos, con materiales como cemento, ladrillos macizos y refractarios o azulejos.

Portátil

Es la que podemos colocar también a la intemperie o en cualquier lugar ya que su tamaño es menor, tiene ruedas y está fabricada en materiales como metal y madera.

Según el encendido

Dependiendo del modo en que encendamos la barbacoa, esta será:

Eléctrica

Se conecta a la toma eléctrica a través de un cable. Son sumamente prácticas y ligeras. Por lo general, no tienen regulador de temperatura.

A gas

Se conecta a un bombona de gas butano. Son un poco más pesadas pero tienen como ventaja que la llama se puede regular con muchísima facilidad a través de la perilla.

Tradicional

En esta categoría nos encontramos varios tipos:

  • A base de leña: son un poco más difíciles de encender, sobre todo para los principiantes. Las de leña confieren a los alimentos un sabor particular que dependerá del tipo de madera que se emplee.
  • A base de carbón: son las más difundidas y, aunque son las más engorrosas de encender, ya existen artilugios que facilitan el proceso como los encendedores de carbón. También puede facilitarse el encendido utilizando un acelerador como el keroseno. En el caso del carbón, sabemos que este alcanza altas temperaturas, lo que permite cocer alimentos que requieran tiempo.

Pueden encontrarse en todos los casos modelos con tapas y sin tapas, con o sin bandejas y también con otros accesorios como:

  • Juegos de utensilios de cocina como trinchadores, pinchos, tenazas, cuchillos o brochas para salsas.
  • Utensilios de limpieza como palas para recoger cenizas, fundas plásticas para cubrir la barbacoa y ruedas de repuesto, entre otros.
  • Las barbacoas están elaboradas con metales como hierro fundido y acero inoxidable. En algunos casos pueden estar esmaltadas y son de diversos colores para que combinen con los espacios del hogar.

Tipos y características

Dependiendo del uso que le vayamos a dar, las barbacoas serán:

Modelos de barbacoa portátil

  • Barbacoas de mesa (sin ruedas): de menor tamaño y  se pueden colocar prácticamente sobre cualquier superficie.
  • Barbacoas con rueda (con ruedas): deben ser colocadas sobre el suelo y pueden tener desde 60 cm de alto en adelante. Además, cuentan con una cantidad importante de accesorios.

Otros factores a tener en cuenta para elegir barbacoa

Al momento de fabricar o comprar una barbacoa es importante tener en consideración 2 factores principales:

El espacio

Si dispone de espacio suficiente, en un jardín o terraza, una parrilla de obra a gas o leña o una combinación de ambas sería lo ideal ya que tendría suficiente espacio para moverse alrededor de la misma y para que el humo se disperse con mayor facilidad. Si, por el contrario, los espacios son confinados o simplemente menores, sería idóneo comprar una barbacoa portátil con encendido eléctrico o a carbón (existen modelos muy pequeños que pueden, incluso, colocarse sobre la mesa para cocinar mientras se come).

El precio

Si se tiene la posibilidad de comprar una barbacoa potente con materiales de gran durabilidad y belleza, no lo dudemos, sobre todos si somos asiduos a su uso. Ahora bien, si por el contrario el uso de la barbacoa es eventual, podemos acceder a modelos más pequeños y económicos que satisfarán nuestra necesidad perfectamente.

Es importante, en cualquier caso, el uso adecuado y el mantenimiento eficaz de los equipos para que rindan a tope.