Saltar al contenido

Cómo pintar una pared

Si estás pensando en redecorar tu hogar o si simplemente te cambias de domicilio y quieres darle tu toque personal a tu espacio, te ofrecemos información de cómo pintar una pared para que tengas todo al día y de la manera que te agrade para que te sientas a gusto.

¿Qué necesitas para pintar una pared?

Principalmente, ten en cuenta cuáles son los utensilios necesarios para proceder a pintar, procura adquirir materiales de calidad que te garanticen un buen rendimiento.

Debes tener a mano:

  • Pintura de uno y/o varios colores: Existen muchas marcas y tipos de pintura, debes elegir la que se adapte a tus necesidades y presupuesto. Una gran idea son las que permiten lavar las paredes para que puedan permanecer limpias las paredes. Por otro lado, si no tienes pensado pintar de blanco, igual debes tener una pintura de este color y ya te comentaremos por qué más adelante.
  • Rodillo: Los hay de diferentes tamaños y materiales, procura que vengan con su bandeja incluida para más comodidad.
  • Brocha: Se trata del elemento más básico al pintar una pared, sus cerdas pueden venir también de diferentes materiales que te ofrecen acabados diferentes. Sus tamaños igualmente son muy variados para que optes por la que más te convenga.
  • Cubeta: Con un envase adicional será más sencillo el proceso de pintado.
  • Cinta adhesiva: Un material ideal para bordes, para diferenciar el techo de las paredes o si tienes pensado pintar las paredes de colores diferentes.
  • Cubretodos: Como su propio nombre lo dice, te ayudará a cubrir todo lo que esté cerca y que pueda mancharse.

¿Cómo se pinta una pared por primera vez?

Después de que te hayas provisto del kit necesario para pintar, y si tu pared ya está correctamente preparada, debes seguir los siguientes pasos:

  • Cubre el suelo y los muebles que tengas cerca para evitar que se puedan manchar con las salpicaduras de la pintura.
  • Verifica que la pared no tenga grietas, protuberancias o golpes. Puedes pasar una lija para pulir imperfecciones.
  • Aplica un sellador, con dos capas será suficiente para que posteriormente se adhiera correctamente la pintura. Es importante acotar que debes dejar secar de 24 a 48 horas.
  • Con cinta adhesiva protege las esquinas, los bordes del techo, de las ventanas y puertas y si es necesario de los rincones que llevan colores diferentes.
  • Para iniciar el proceso de pintado, se hace primero por el techo o cielo raso, pasando por el grueso de las paredes, marcos de puertas y ventanas y finalmente por los rodapiés.
  • Deja secar 24 horas para aplicar una segunda o tercera mano de pintura si es necesario.

¿Cuántas manos de pintura necesita una pared?

Este aspecto se vale principalmente de la calidad de la pintura que adquieras desde el principio, ya que a mayor calidad, obtendrás una mejor cobertura de la pared. Y sí, a mayor precio, mayor calidad, pero recuerda que luego te ahorrarás tiempo y trabajo.

Es recomendable que si es la primera vez que pintas una pared, además del sellador, debes aplicar una mano de pintura blanca y luego el color deseado ya que así le dará más intensidad y además no será necesaria una segunda capa si no lo deseas.

Evita que se caiga la pintura

Esto es un aspecto sumamente delicado, porque después de pintar, lo último que queremos es que nuestras paredes se desconchen con facilidad y que nuestro trabajo haya sido en vano.

Por eso, como ya te explicamos en los pasos, será cien por cien necesario que utilices el sellador de pared, de esta manera te aseguramos que se mantendrá pintada por más tiempo, sin porosidad y con mejor rendimiento.