Un cambio de caldera no tiene que suponer un problema

Índice de contenidos
  1. Cambiar de caldera: mucho más fácil de lo que crees
  2. Motivos para cambiar de caldera

¿Tu caldera te está dando problemas y estás aguantando todo lo posible con ella porque temes que cambiarla sea una auténtica odisea? ¿Y si no fuera así?

Si echas un vistazo a este post verás que sustituir tu viejo equipo por calderas nuevas no es tan complicado como podría parecer. Y es que en la actualidad existen empresas que te ayudan con esta tarea. Sólo necesitas descubrir cuándo es el momento adecuado para contactar con ellas.

Cambiar de caldera: mucho más fácil de lo que crees

Con ciertas empresas, cambiar de caldera no sólo no tiene que suponer un problema, sino todo lo contrario:

  • Por un lado, te ofrecerán una gran variedad de modelos entre los que elegir. Esto es beneficioso para ti porque te encontrarás con un amplio catálogo de opciones, pudiendo escoger realmente el modelo que a ti más te interese. Mientras que, si buscas por tu cuenta, es muy probable que te pierdas buenos productos por desconocimiento sobre las distintas marcas existentes.
  • Por otra parte, contarás con el asesoramiento de un profesional. Éste te ayudará a elegir una u otra caldera en función de las necesidades de tu vivienda. Y, de esta forma, podrás asegurarte de que no sufras ningún contratiempo con su instalación.
  • Por ejemplo, un experto sabrá indicarte mejor que nadie qué potencia necesita tu nueva caldera para satisfacer las necesidades de tu vivienda (zona en la que se encuentre, su tamaño, su número de cuartos de baño y duchas, etc.) o con qué modelo ahorrarás más a la larga.
  • Asimismo, te informarán sobre posibles ayudas que puedes pedir a tu comunidad autónoma para que salga mejor el cambio.

Si te interesa contratar una empresa de esta clase, pero no conoces ninguna, un buen ejemplo puede ser Decogas.

Motivos para cambiar de caldera

Ahora bien, ¿Cuándo debes recurrir a una de estas empresas para cambiar de caldera? Los motivos pueden ser muy variados, pero principalmente podemos destacar los siguientes:

Normativa, eficiencia y ahorro

Tienes que tener en cuenta que, desde al año 2015, la Directiva ErP establece los requerimientos ecológicos con los que deben contar los productos que emplean energía, entre ellos las calderas.

El objetivo de ello es disminuir las emisiones de CO2. Todas las calderas nuevas que puedes encontrar en el mercado siguen esta normativa en la actualidad. Éstas llegan a consumir la mitad de energía eléctrica y un 20% menos de gas. Y ya sabemos todos que los gastos en calefacción son de los más importantes dentro de la economía doméstica.

Si tu caldera no cumple con los requisitos de la Directiva ErP, deberías considerar cambiarla para ahorrar en la factura de la luz y el gas y, de paso, para ayudar al medio ambiente.

La caldera tiene más de 10 años

Asimismo, debes estar al tanto de que la eficiencia energética de las calderas va reduciéndose con los años. Por lo que mantener una vieja nos puede acabar saliendo mucho más caro que instalar una nueva.

Tienes frío en invierno

Si en tu vivienda hace frío y es imposible tener la temperatura que quieres a pesar de encender la calefacción, seguramente lo que ocurre es que el equipo trabaja por encima de sus capacidades. Gastando más energía y sin cumplir su finalidad.

En este caso, es probable que te haga falta una caldera nueva para conseguir el calor y el bienestar deseados. Y, como ya te hemos dicho, un profesional te explicará cómo conseguirlo en función de tu situación.

No alcanzas el confort deseado en agua caliente sanitaria

Las calderas viejas o de poca potencia carecen de la potencia suficiente para proporcionar agua caliente sanitaria en varias zonas del hogar a la vez.

Esta capacidad debe escogerse teniendo en mente distintos aspectos: como el número de convivientes, el clima de la región, el número de cuartos de baño, los metros cuadrados de vivienda, etc. Consulta a un instalador para que te ayude a descubrir la mejor alternativa para ti.

El cambio de caldera no tiene por qué ser un proceso complicado, ya has visto que recurriendo a un profesional esta labor se vuelve mucho más sencilla. No retrases más la sustitución de tu caldera y gana en bienestar y eficiencia energética.

Juan Antonio Pérez Andrade

Lo admito, soy un verdadero apasionado de la ferretería. Mi amor por las herramientas, materiales de construcción y todo lo relacionado con el bricolaje se refleja en cada proyecto en el que trabajo. Disfruto pasando horas en ferreterías, explorando y aprendiendo sobre los últimos productos y tecnologías en el ámbito de la construcción y el mantenimiento del hogar. Me considero no solo un aficionado, sino también un conocedor en este campo, siempre listo para ofrecer consejos y soluciones prácticas para cualquier proyecto de mejoras en el hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento a estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o los ID\'s únicos en este sitio. Más información