Saltar al contenido

¿Cómo pintar un mueble de melamina?

pintar muebles de melamina

pintando un armario de melamina

Los muebles con melamina son muy económicos y prácticos, aunque con el paso del tiempo el color puede degradarse o aburrirnos del acabado imitación en madera. Si queremos darle una segunda vida, podemos optar por pintar un mueble de melanina.

Hoy en día, muchos muebles se fabrican con tableros de MDF, fibras de madera y resinas sintéticas comprimidas. Para darles un mejor acabado, podemos aplicar pintura o barniz libre de poros y resistente al desgaste.

Qué es un mueble de melamina

La melamina es un material sintético que está compuesto por resinas que se usa para revestir muebles. Es decir, es la parte superficial y visible del mueble, cuyo interior suele estar compuesto de aglomerado de madera o MDF.

Se caracteriza por ser dura, no tener poros y ser resistente al sol, a la humedad, rozaduras y el fuego. Al no ser totalmente madera, no le afectan las plagas y es sencilla de limpiar.

Qué tener en cuenta a la hora de pintar un mueble de melamina

A la hora de pintar un mueble de melamina hay que valorar aspectos como son:

Tipo de mueble y uso

No es lo mismo pintar la cómoda de una habitación que una mesa o armarios de cocina. En el caso de la mesa, hay que valorar que vamos a darle un uso más intensivo y, en la cocina, se ha emplear pintura resistente a la humedad y las manchas.

Forma y volumen del mueble

Esto va a influir en el formato de la pintura. Por ejemplo, un mueble con superficie curva y recovecos es mejor emplear la pintura en spray o con pistola. Así mismo, tenemos que retirar las bisagras y herrajes para pintar de forma cómoda.

Color y acabado

No es lo mismo pintar un mueble oscuro que uno claro. Así mismo, podemos encontrar acabados mate, satinado, brillante o efectos como pátina para decorar el mueble. Siempre es mejor que vaya acorde al resto de muebles de la estancia.

Tipo de brocha o rodillo

A la hora de escoger brocha, nos tenemos que escoger pelo natural para aplicar pintura sintética y pelo sintético en pinturas al agua.

Normalmente, se usa la brocha para pintar rincones y zonas de difícil acceso, puesto que el rodillo extiende la pintura de forma uniforme. Para conseguir un acabado extrafino sin marcas, es preferible emplear un rodillo de microfibra, de poro cero o teflonado.

Así mismo, es necesario usar una cubeta para eliminar el exceso de pintura del rodillo y dar capas más finas de imprimación o pintura.

pintar con brocha un mueble de melamina

Herramientas y consumibles

Para aplicar pintura a un mueble con de melamina, tenemos que reunir los siguientes elementos:

  • Rodillo.
  • Brocha.
  • Cinta carrocero.
  • Lija de mano y eléctrica.
  • Bandeja para pintura.
  • Imprimación.
  • Plástico o papel para proteger el suelo.
  • Alcohol o desengrasante.
  • Pintura a elegir.
  • Disolvente (si la pintura es sintética).

Pasos a seguir para pintar un mueble de melamina

Antes de pasar a la acción, tenemos que eliminar o cubrir todos los accesorios del mueble (pomos, tiradores, bisagras, etc.) con cinta carrocero. En el caso de las puertas del mueble, es mejor descolgarlas para pintarlas de forma sencilla. De igual modo, tenemos que cubrir el suelo con papel absorbente o plástico para evitar las manchas de pintura en el suelo.

Limpiar la superficie

La superficie está limpia, podemos aplicar alcohol o un producto desengrasante para retirar la poca suciedad que tenga, pero si tiene la superficie agrietada o desconchones, hay que usar masilla para madera para repararla.

Lijar la superficie

Cuando la superficie esté limpia o seca, pasamos una lija para que esté totalmente lisa. Podemos usar una lijadora eléctrica o un taco de lija de grano fino. El lijado suave nos ayuda a que la pintura tenga un mejor agarre.

Si es en un mueble nuevo a personalizar, no es necesario lijar, basta con limpiar a fondo con alcohol.

hombre lijando una puerta

Aplicar imprimación

Empleamos una brocha o rodillo para realizar la imprimación, ya que asegurará un buen agarre y acabado.

Tenemos que comprobar las indicaciones del bote de pintura para saber si se adhiere bien a la melamina sin aplicar imprimación. En este caso, podemos pintar directamente, aunque la imprimación previa asegura una base uniforme. Sin olvidarnos de pasar una lija suave una vez secada la imprimación.

Elegir la pintura para pintar un mueble de melamina

Podemos encontrar diferentes tipos de pintura sobre la melamina como son el esmalte (sintética y desprende olor), acrílica o al agua, a la tiza (aspecto granulado y mate), con efectos (glossy, metalizado, etc.) o resistente a la humedad (epoxy).

En cuanto a su formato, podemos encontrarlas en líquido o en spray, este último práctico par pintar superficies con molduras o recovecos.

Pintar mueble de melamina

Vertemos la pintura en la bandeja y escurrimos bien el rodillo antes de extender la pintura, de este modo crea una capa fina y hay que dejarla secar según la recomendación del fabricante.

Una vez seca, aplicamos una segunda capa y dejamos pasar un par de días antes de colocar de nuevo los tiradores y bisagras.

Aplicar acabados

Si queremos crear un acabado perfecto al mueble, podemos aplicar encima de la pintura un barniz protector que dará más resistencia a la pintura. Otra opción emplear ceras o pátinas para dar un toque personal a los muebles (envejecido, matizado, mate, papel pintado, ultrabrillante, etc.).

Consejos para pintar tus muebles

Por último, te damos consejos que pueden ser de utilidad a la hora de pintar muebles, en general.

  • Hacer una prueba ante de pintar todo el mueble para comprobar cómo quedará el color y rectificar si no nos gusta.
  • Renovar también tiradores, pomos y patas.
  • Guardar en un tarro los tornillos y herrajes para tenerlos localizados cuando volvamos a colocarlos en el mueble.
  • Decapar las capas viejas de pintura si el mueble es repintado. Así se evita engrosar la superficie.
  • Podemos combinar la pintura con papel pintado o tela para dar personalidad y estilo.

Como hemos podido ver, no es nada complicado pintar un mueble de melamina. Siguiendo estos sencillos pasos, lograremos dar una segunda vida útil y estilo a nuestros muebles y de una forma muy económica.