Saltar al contenido

¿Cómo medir con un calibre?

trabajador usando un calibre universal

¿Sabes qué es un calibre? Seguramente lo habrá visto en algún momento en ferreterías, talleres o en grandes superficies donde se venden herramientas. En este artículo te vamos a explicar cómo medir con un calibre (también llamado calibrador, pie de rey o vernier).

Esta herramienta es uno de los instrumentos más utilizados para realizar cálculos en milímetros, nanómetros o pulgadas. Así mismo, permite determinar si un producto es de calidad valorando su exactitud y la precisión en su tamaño (como tornillos, engranajes, ejes, tapones, etc.) y para determinar si la forma o grosor es la correcta.

¿Qué es un calibre?

Antes de saber cómo se mide un calibre, hemos de saber qué es. En general, es un instrumento que ayuda a medir el diámetro de exteriores, interiores y profundidades. Los tipos de calibres que podemos encontrar son varios, como son los universales (más habituales), digitales, con reloj o esfera graduada, los de profundidad o de engranaje.

Tradicionalmente, el calibre se compone de una regla, en la cual se desliza otra que indica la medida de una escala, la de la parte inferior que realiza una lectura en milímetros y la superior en pulgadas. Así mismo, cuenta con un freno, 2 mandíbulas y un botón de deslizamiento. Además, es una herramienta bastante fiable, puesto que solo tiene un margen de error de 0.05 milímetros o 0.00019 pulgadas.

Precisión de un calibre

La precisión de esta herramienta es de una 1/10, es decir, es capaz de dividir un milímetro en 10 partes. Si comparamos esta precisión con una regla común, veremos que esta se puede apreciar un valor de 1.5 cm que se asemeja a 15 milímetros. Pero, en el caso del calibre, podremos comprobar que un valor de 1.54 cm es igual a 15.4 mm.

En este sentido, existen calibres todavía más precisos que tienen una medición de una vigésima de milímetros (1/20) y una quincuagésima parte de milímetro (1/50).

Partes para saber cómo medir con un calibre

partes de un calibre

El calibre está compuesto por una serie de partes que tenemos que tener en cuenta para tomar bien las mediciones:

  • Mordazas externas. Realiza mediciones de partes externas de una pieza.
  • Orejas internas. Permite medir la parte interna de una pieza.
  • Aguja para medir profundidades. Cuando se desea saber de la profundidad de hueco de una pieza.
  • Escala principal (metros). Esta escalada está dividida en milímetros y centímetros para determinar la primera parte de la medida.
  • Escala secundaria (pulgadas). Contiene escala dividida en pulgadas.
  • Nonio en milímetros. En función del número de fracciones del nonio, se determinará la precisión del calibre.
  • Nonio en pulgadas. Realiza la misma función que el nonio en milímetros, aunque en pulgadas.
  • Botón de deslizamiento (o freno). Cuando está abierto, permite que la pieza móvil del calibre se deslice. Cuando está cerrado realiza la función de freno para que la pieza móvil no se deslice.

¿Cómo medir con un calibre vernier?

Para poder realizar las mediciones de piezas, hemos de seguir algunos procesos. Para saber cómo medir con un calibrador es conocer cada una de las piezas que componen esta herramienta.

  1. Hemos de conocer las medidas principales de la mordaza o maxilares principales que miden el diámetro interno y externo.
  2. Leer las escalas que aparece en él. La escala principal está divida en centímetros o pulgadas y nonios. En cambio, la escala deslizante representa 1/10 de la principal.
  3. Cerramos las mandíbulas del vernier para colocarlas en cero y restablecer de esta forma la lectura y obtener una medida exacta.
  4. Tomar el objeto y colocar las mandíbulas grandes alrededor de la pieza para medir la longitud y, si la colocamos en las pequeñas, mediremos la abertura de la parte interna de la pieza. Ajustamos el tornillo de seguridad hacia la derecha para prensar el objeto.
  5. Leer el número situado en la escala principal (un número entero más el decimal), es decir, el número que se alinea con el cero de la escala deslizante. Por ejemplo, si el 0 se alinea con la medición 3, entonces la medida es 3 cm, pero si sobre pasa el 3 y llega a la 4ª decima la medida es 3.4 cm.
  6. Buscar el número que se alinee con la línea de la escala principal. Por ejemplo, si la marca coincide con 12, los valores se incrementan a razón de 0.01, por lo que la medida exacta sería 0.012 cm.
  7. Finalmente, realizar la suma de los números obtenidos en la medición (de la escala principal y la escala vernier) para conseguir la medida final.

medición con un calibre

Si necesitas medir con un calibres de otro tipo

Aparte del calibre universal que hemos visto, también podemos encontrar otros tipos de calibres que destinan la medición a diferentes elementos o varían ligeramente en algunas de sus partes para adaptarse a una tarea determinada.

Calibre de tornero

Cuando tenemos que medir diámetros de agujeros grandes donde la capacidad del calibre no se puede usar, existe el modelo de tornero, que tiene la clara diferencia de tener las mordazas exteriores con un mecanizado especial adaptado a medir también agujeros sin tener en cuenta su tamaño.

Calibre pie de rey con reloj

Son parecidos a los calibres universales, salvo que poseen un reloj que permite la lectura inmediata de la medición. Tiene la ventaja de que tiene una mejor claridad de la lectura, aunque incluye la desventaja de que no tiene la posibilidad de medir en pulgadas.

Calibre pie de rey digitales

Son los calibres más innovadores del mercado. Poseen la ventaja de que la medición se muestra de forma directa en la pantalla y no tiene errores de observación. Tiene en contra que son los más caros del mercado.

Según la medición a realizar

  • Calibres de patrón. Sirven como referencia para fabricar otros calibres.
  • De verificación. Utilizados para la medición de pieza terminadas.
  • De trabajo. Se usan durante el trabajo.

Medir con un calibre según su utilidad

  • Calibre de profundidad. Mide ranuras y fondos con más precisión al tener una superficie de referencia de mayor tamaño.
  • De cuchillas. Útiles para medir diámetros en ranuras estrechas.
  • De cuello. Permiten medir diámetros interiores en el fondo de una pieza.
  • De mordazas desiguales. Mide piezas escalonadas.
  • De puntas. Medir superficies irregulares.

calibre

En conclusión, medir con un calibre es una tarea muy sencilla, solo hay que saber valorar las escalas y cómo ajustar la herramienta a las piezas. No cabe duda que es una herramienta muy necesaria para lograr medir de manera precisa piezas.