Saltar al contenido

Fiambreras para comer bien en el trabajo: materiales y consejos de uso

Si estás en ese grupo de personas que necesita llevarse la comida al trabajo porque no te da tiempo a volver a casa o porque no hay opciones saludables y a bajo coste en restaurantes cercanos, entonces debes saber qué comer y cómo conservar los recipientes, transportarlos y  calentarlos.

¿Usas los tuppers adecuados para llevar la comida al trabajo?

Si eres de esa gente organizada que cocina el sábado o domingo para el resto de la semana y tienes la oportunidad de estructurar un menú o si, por el contrario, solo usas el tupper de manera habitual, estos consejos te servirán:

¿Qué fiambrera elegir?

Afortunadamente, existe una amplia oferta de tápers o fiambreras y, a la hora de comprarlos, es bueno considerar estas 3 opciones:

De plástico

Son más livianos y, en caso de que se caigan, no se rompen. Además, son más baratos.

De cristal

Son más pesados, pueden romperse pero son más fáciles de lavar. Si los alimentos tienen colorantes no se manchan, son más resistentes al calor y presentan una opción más hogareña si debemos comer de ellos directamente. También son más caros.

Termos

Son la opción perfecta cuando no hay microondas en las oficinas porque mantienen el alimento frío por más tiempo. El interior es de acero inoxidable y el exterior de plástico; además, pueden transportar líquidos y sólidos y hay modelos eléctricos.

Conservación y cuidado de los tuppers

Cuando nos sobran alimentos es posible que podamos almacenarlos y guardarlos en cualquier contenedor, quizás uno en donde venía un alimento o los que se consiguen por docenas en tiendas de descuento. Sin embargo, si debemos transportar nuestra comida al trabajo es importante que dichos envases estén el mejor estado posible y, para ello, podemos empezar por estos sencillos cuidados:

  • Si algún alimento tiene colorante, es importante limpiar primero el túpper con una toalla absorbente para retirar el color y que no se pegue a las paredes. Esto es válido también cuando tienen alto contenido graso.
  • Lavarlos inmediatamente después de terminar de comer, preferiblemente con la parte más suave de la esponja para que no se dañen.
  • Hay que estar atentos a las indicaciones de si puede ser lavado con agua caliente o en el lavavajillas porque queremos evitar que se descascaren o se agrieten.
  • Tener especial cuidado en que las tapas cierren correctamente y que se correspondan: cada fiambrera con su tapa. Una tapa que no encaja correctamente es síntoma de deterioro y puede derramarse el contenido.

Cómo conservar la comida

El proceso de almacenamiento de los alimentos debe hacerse de la manera adecuada:

  • No meterlos a la nevera estando aún calientes.
  • No tenerlos enfriando un tiempo demasiado prolongado (más de 2 horas) porque pueden comenzar un proceso de fermentación.
  • Procurar sacarlos de la nevera en el momento justo antes de salir de casa y ponerlos en la nevera de la oficina inmediatamente al llegar.
  • Los tuppers tienen diferente tamaños, formas y colores pero, más allá de estos detalles, conviene revisar las indicaciones que se encuentran en la parte inferior.
  • Muy importante es que cada alimento esté cocinado correctamente a la temperatura que le corresponde.
  • El enfriado debe realizarse a menos de 4° centígrados.