¿Cómo hacer un ambientador casero?

Índice de contenidos
  1. ¿Un ambientador casero y ecológico?
  2. 13 ideas para hacer ambientadores caseros

Una de las cosas que más detestamos dentro de casa es el mal olor. No importa lo limpia y ordenada que tengamos la casa, ni tampoco la decoración, si no tiene un buen olor. Lo habitual es que acudamos al supermercado y compremos ambientadores. Pero, muchas ocasiones, no nos convence su aroma por ser muy fuerte o porque son caros y optamos por hacer un ambientador casero.

aceite esencial de plantas

Además, los ambientadores en los establecimientos contienen químicos que no eliminan por completo el olor y que no purifican el aire.

¿Un ambientador casero y ecológico?

Hoy en día, somos más conscientes de que urge la necesidad de no crear residuos. De ahí que la tendencia sea apostar por productos sostenibles. Reciclar los desechos es importante, aunque lo es más reutilizar y hacer un consumo responsable. Por eso, siempre será mejor hacer un ambientador casero.

Fabricar un ambientador de forma casera nos ayudará a ser más ecológicos, sostenibles y, además, aportará un toque de diseño. Además, tiene ventajas como son:

  • Puede adaptarse según la época del año y la sensación que queramos tener en casa.
  • Es una actividad entretenida y creativa.
  • Ayuda a aromatizar y refrescar el hogar.
  • Permite dar un toque de diseño y personalizarlo según la necesidad.
  • Contribuye a un mundo más sostenible.

13 ideas para hacer ambientadores caseros

1. Ambientador natural con spray

ambientador en spray
 

En esencia, para preparar un ambientador con spray solo es necesario escoger ingredientes según el olor que deseemos, como pueden ser la lavanda o la menta.

  • Si usas hojas de plantas (menta) se pueden añadir directamente al agua para que suelten el aroma. En caso de ser aceites esenciales (hinojo, jazmín) se pueden añadir mínimo 20 gotas si el bote es de pequeño tamaño y, por el contrario, si es a base de infusión (cítricos, plantas) hay que usar el agua durante la decocción y no añadir más cantidad.
  • Llenamos el bote con agua y el ingrediente elegido. En caso de ser aceites esenciales, se puede usar solo o con alcohol de 96º.
  • Mezclamos los ingredientes, cerramos el bote y lo agitamos para que se mezcle.
  • Esperamos entre 30 minutos a 1 hora antes de usarlo.
  • Por último, podemos rociar habitaciones, cojines, cortinas, etc. para conseguir un aroma agradable y fresco. Eso sí, nunca pulverizar cerca para no crear manchas en la tela.

2. Velas aromáticas caseras

velas aromáticas caseras

Si te gustan las velas, su fabricación es muy sencilla. Solo es necesario contar con cera natural, aceites esenciales y una mecha para velas. Los pasos para hacer una vela casera son:

  • Derrite la cera al baño maría.
  • Una vez derretida la cera, sin sacar del baño maría echamos el aceite que más nos guste.
  • Removemos bien para mezclarlo todo.
  • Agregamos la mezcla en un molde o vaso y la dejamos secar.
  • Cuando todavía esté algo líquido, cortamos la mecha y la dejamos apoyada en el borde del molde o vaso. Una vez endurecido cortamos la mecha a la altura que nos guste.

3. Ambientadores caseros en tarro

ambientador casero en tarro

Para esto, necesitaremos tarros de cristal. Es mejor que la tapa sea metálica o de plástico para hacer en ellos agujeros con una taladradora o punzón. Una vez realizado, solo tenemos que rellenar el bote con el aroma que más nos guste.

Podemos escoger elementos naturales con especias (pimienta o canela), frutas (limón o naranja), plantas (romero, pino o lavanda), aceites esenciales (vainilla, eucalipto, naranja). Hervimos lo que hayamos escogido con agua (menos los aceites esenciales que se agregan al final) y vertemos la mezcla en el tarro y lo tapamos con la tapa agujereada.

4. Ambientadores caseros para armarios

ambientador casero para armarios

Hay elementos naturales que absorben los malos olores y crean una fragancia agradable. Se pueden usar hojas de hierbabuena en un saquito o bolsa de algodón y meterlas en los armarios o por la casa. Además, se pueden incluir otras plantas como lavanda, romero, pino, etc.

Para hacerlos, solo tenemos que seguir estos pasos:

  • Cogemos tela transpirable como el lino o algodón y colocamos en el centro los ingredientes naturales.
  • Unimos los bordes de forma que los ingredientes queden dentro, como un saco o bolsa.
  • Colocamos cinta alrededor y hacemos un lazo o, bien, podemos coserla con diferentes formas.
  • Cuando terminemos, podemos colocarlos en las perchas en un armario, estantería o pomo de puerta.

5. Ambientadores caseros para el coche

ambientador casero coche

Como en el caso anterior, podemos crear sacos pequeños para dar un buen olor a nuestro coche y no tener que soportar olores negativos como el tabaco u olor a cerrado. Así mismo, también se pueden crear los aromatizantes que se cuelgan del retrovisor de la luna delantera. Podemos fabricarlos con las siguientes indicaciones:

  • Recortamos el cartón en una forma que nos guste y lo recubrimos con una tela bonita.
  • Agregamos a la tela gotas de aceite esencial que prefiramos.
  • Hacemos un agujero en la parte superior y colocamos hilo o cinta para atarlo al espejo y que cuelgue.
  • El aroma puede durar hasta 1 mes, cuando vaya perdiendo aroma, se puede añadir más aceite esencial.

6. Ambientador casero con café

ambientador casero con café

Los granos de café ya sean solos o con un poco de agua en un bol son aromatizantes e ideales para eliminar el olor de tabaco y otros olores, así como dar un aroma agradable al lugar.

Solo hay que escoger el tipo de café que nos guste y escoger un cuenco decorativo para impregnar con el aroma una estancia. Si comienza a perder olor, solo basta con remover los granos o añadir agua.

7. Ambientador casero de canela

canela

Se realiza de forma similar al ejemplo anterior, salvo que la canela podemos aprovecharla en ramita o en polvo. Si pierde un poco de olor, podemos remover la canela en el cuenco o añadir aceite esencial de canela. También podemos atar algunas ramitas de canela para usarlas como ambientador de armarios.

Así mismo, se puede combinar con otros ingredientes como son la naranja o el clavo.

8. Ambientador casero de canela y naranja

Si te gusta el aroma de la naranja y la canela, puedes hacer:

  • Escoger una naranja en buen estado y trocear su piel ya pelada.
  • En un cuenco mezclamos las pieles de la naranja y añadimos canela en rama o polvo.
  • Si no tenemos naranjas naturales, podemos usar aceite esencial sobre las ramas de canela en un cuenco o tarro.

Así mismo, también podemos añadir clavo. Se escogen algunos y se esparce por el cuenco junto con la canela y la naranja.

9. Ambientador casero de naranja y clavo de olor

naranja y clavo de olor

Para fabricar un ambientador casero de naranja y clavo, podemos seguir este proceso:

  • Escogemos una naranja y un puñado de clavos de olor.
  • Clavamos los clavos en la naranja (en caso de costar, se puede hacer los agujeros con un cuchillo.
  • Una vez colocados los clavos, colocamos la naranja en un cuenco o plato a modo decorativo.

El olor durará varios días y, además, también podrás realizarla con otros cítricos como lima o limón.

10. Ambientador casero de limón

Los aromas cítricos atrapan los malos olores y dejan un aroma muy fresco en el lugar. Se puede hacer un ambientador natural con piel de limón mediante infusión y rociar con pulverizador o bien, colocar las pieles en un cuenco con agua o como relleno en una bolsa de tela.

Pero también podemos efectuar la siguiente técnica:

  • Cortar rodajas de limón (y naranja) sin quitar la piel.
  • Las colocamos en una bandeja y las deshidratamos al horno durante varios minutos.
  • Cuando las sacamos del horno, las colocamos en un cuenco o plato decorativo y lo situamos en la zona a aromatizar.
  • Para que el olor se mantenga por más tiempo o para intensificarlo, podemos añadir aceites esenciales.
  • También podemos crear un ambientador mikado poniendo agua y aceite esencial de limón con palos de madera.

11. Ambientador casero de lavanda

aceite esencial de lavanda

La lavanda es una de las fragancias más comunes y buscadas para ambientar hogares y lugares. Además, podemos usarlas en su forma natural o mediante aceites esenciales, dando lugar a que se puedan crear muchas variedades de ambientadores.

Para usar el aceite esencial, se puede llenar un cuenco con agua y agregar gotas de lavanda, así como usarlo para ambientadores de coche caseros (como ya hemos comentado antes).

Si queremos usar la planta directamente, podemos usar bolsas o sacos y llenarlos con las flores como las hojas de lavanda, así como ponerlas en un cuenco a modo decorativo.

12. Ambientador casero con suavizante y bicarbonato

Para conseguir un ambientador duradero es emplear suavizante de la ropa (mejor si es natural o casero). Para hacerlo debemos contar con bicarbonato de sodio, suavizante, agua y un spray. Su preparación consiste en:

  • Añadimos 3 cucharadas de bicarbonato en un vaso con agua y removemos hasta que se disuelva bien.
  • Vertemos el agua con bicarbonato en un pulverizador ayudándonos de un embudo.
  • Agregamos 3 tapones de suavizante para la ropa y agitamos.
  • Se puede usar para ambientar estancias del hogar como cortinas o sábanas.

13. Ambientadores con gel

gelatina

También podemos fabricar ambientadores con textura de gel. Para lograrlo necesitamos usar agua destilada, aceites esenciales, gelatina y un frasco.

  • Ponemos a hervir una taza de agua y, cuando llegue al punto de ebullición, diluimos los 4 sobres de gelatina (del color que queramos) hasta que se disuelva por completo.
  • Retiramos del fuego y añadimos otra taza más de agua y entre 10 a 20 gotitas de aceite esencial que deseemos.
  • Removemos bien para que la mezcla quede homogénea.
  • Echamos el líquido en el frasco y dejamos enfriar hasta que se forme la gelatina.

Es importante que el hogar tenga un buen olor. Gracias a estas formas de hacer un ambientador casero, podremos conseguir un excelente aroma natural, ecológicos y sostenibles al no estar compuestos por químicos.

Juan Antonio Pérez Andrade

Lo admito, soy un verdadero apasionado de la ferretería. Mi amor por las herramientas, materiales de construcción y todo lo relacionado con el bricolaje se refleja en cada proyecto en el que trabajo. Disfruto pasando horas en ferreterías, explorando y aprendiendo sobre los últimos productos y tecnologías en el ámbito de la construcción y el mantenimiento del hogar. Me considero no solo un aficionado, sino también un conocedor en este campo, siempre listo para ofrecer consejos y soluciones prácticas para cualquier proyecto de mejoras en el hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento a estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o los ID\'s únicos en este sitio. Más información